Menu

¿Duele tatuarse?


Cuando el cliente es “novel” suele preguntarse si hacerse un tatuaje es doloroso o no, siendo ésta la primera inquietud. La respuesta sería que sí. Hacer un tatuaje consiste en depositar un pigmento mediante punción o raspado en las primeras capas de la piel, por consiguiente la sensación no será agradable. Sin embargo, dicha sensación es totalmente soportable pues se transforma en una simple molestia a los pocos minutos producida por la vibración constante de las agujas y, también es cierto, que se ve atenuada cuanto más tranquilo y relajado se acude a la cita. Además la zona tatuada queda rápidamente insensibilizada, pues nuestro cuerpo segrega ciertas sustancias para ello. Sin embargo, hay que tener en cuenta que sesiones demasiado largas pueden irritar en exceso la zona en la que se trabaja.
Obviamente sustancias tales como alcohol, drogas o medicamentos fuertes afectan las condiciones normales de nuestro organismo, pueden incrementar la sensación de dolor e influir negativamente en la elaboración de tu tatuaje.